Google+ Followers

Google+ Followers

Google+ Followers

miércoles, 8 de septiembre de 2010

Oracion al Niño Jesus de Praga


Oh Buen Jesús, escucha la oración de quienes hemos la novena a tan hermosa advocación, te pido por todos mis amigos, por mi familia, por la conversión de los pecadores, por Nuestra Santa Madre Iglesia, para que llegue la hora de su Triunfo definitivo en la santa Tradición obre las fuerzas del maligno que azotan a la Iglesia y al mundo. Escucha especialmente las oraciones e intenciones de los tres que hemos rezado la novena y por todos nuestros amigos. Por las intenciones de Fray Marcos, por las intenciones de Ninchan y por las intenciones que sabes tengo dentro de mi corazón. Que se haga tu voluntad y no la nuestra y todo sea para Mayor Gloria de Dios. J.L Ventrice.
También especialmente te pido por las animas del Purgatorio y por todos nuestros queridos difuntos para que estén en la gloria de Tu Reino y brille para ellos la Luz que no tiene fin.

Oración:

Oh, Niño Jesús, yo recurro a Ti y te ruego por la intercesión de tu Santa Madre, me asistas en esta necesidad (pídase el favor que se desea obtener), porque creo firmemente que tu Divinidad me puede socorrer.
Espero con toda confianza obtener tu santa gracia. Te amo con todo el corazón y con todas las fuerzas de mi alma. Me arrepiento sinceramente de todos mis pecados, y te suplico, oh buen Jesús, me des fuerzas para triunfar. Propongo no ofenderte y me ofrezco a ti, dispuesto a sufrir antes que hacerte sufrir.
De ahora en adelante, quiero servirte con toda fidelidad, y por tu amor ¡oh Divino Niño! amaré a mi prójimo como a mí mismo. Niño omnipotente, Señor Jesús, nuevamente te suplico me asistas en esta circunstancia (se manifiesta). Concédeme la gracia de poseerte eternamente con María y José y adorarte con los Ángeles en la Corte del Cielo.


En el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo.

Oración por los enfermos

Oh querido y dulce Niño Jesús: he aquí un pobre enfermo que, movido por la más viva fe, profundamente invoca tu divina ayuda en favor de su enfermedad. En Ti pongo toda mi confianza. Sé que tú todo lo puedes y que eres muy misericordioso, la misma misericordia infinita. Grande pequeñito, por tu virtud divina, por el inmenso amor que tienes a los que sufren, a los afligidos, a todos los necesitados, escúchame, bendíceme, socórreme, consuélame. Amén.
Tres Gloria.

Te pido por la salud de Doña Liliana Enriqueta, por todos los enfermos y por los que hoy van a morir, los recibas en tu Reino. Amen.