Google+ Followers

Google+ Followers

Google+ Followers

lunes, 21 de septiembre de 2015

FSSPX Distrito Mexico y America Central




Comunicado del Padre Jorge Amozurrutia
Comunicado del Superior de Distrito de México y América Central con respecto al próximo Sínodo sobre la familia.
El desastre que se ha desatado dentro de la Iglesia a partir del Concilio Vaticano II parece no tener fin. Hemos visto cómo ‒a veces más lento, a veces más rápido‒ la caída sigue y parece que no se detendrá, ¡lejos estamos de tocar fondo!
El Sínodo de Obispos del año 2014 pareciera que fue una pequeña muestra de lo que pretenden hacer con la Familia, introduciendo temas como “la comunión a divorciados vueltos a juntar”, las diferentes “preferencias sexuales”, etc.
El Sínodo de este 2015 que se desarrollará del 4 al 25 de octubre, no muestra un panorama alentador para las almas y la sociedad en general, sino por el contrario, se muestra como un grave peligro.
Por tal motivo, no podemos permanecer pasivos y expectantes, debemos actuar. Debemos pedir el auxilio del Cielo para que Nuestro Señor Jesucristo proteja a Su Esposa, la Santa Madre Iglesia, nos dé la fortaleza para rechazar los embates del enemigo y nos dé el ánimo para continuar con la batalla.
Tomando lo anterior en cuenta, pido a los miembros del Distrito de México y América Central de la Fraternidad Sacerdotal San Pío X, así como a sus fieles, nos unamos del sábado 26 de septiembre al sábado 3 de octubre en las siguientes acciones:

Recitar el Rosario en familia o en nuestras iglesias y capillas a la Santísima Virgen María para proteger a la Iglesia del desastre que se avecina.
En nuestras iglesias y capillas, en cuanto sea posible, tener una Hora Santa o una Vigilia de Adoración con el Santísimo Sacramento expuesto.
En las Misas rezadas (excepto domingo 27 y miércoles 29) añadir la oración “pro quacumque tribulatione”.
Hacer penitencia para que Nuestro Señor vele por su Vicario para que no caiga en el poder de los enemigos de la Iglesia.
Seamos generosos y no escatimemos esfuerzos para pedir al Espíritu Santo asista a los miembros del Sínodo y al Papa para no ceder ante los ataques del enemigo y permanecer firmes a la Fe Verdadera.
Exhortándolos en la batalla, queda de ustedes unido en la oración.
En la Fiesta de San Mateo, Apóstol.
Padre Jorge Amozurrutia Silva


CONSAGRACIÓN A SAN JOSÉ
ANTE LAS TRIBULACIONES

¡Oíd, querido San José, una palabra mía !... Yo me veo abrumado/a de aflicciones y cruces, y a menudo lloro... Despedazada bajo el peso de estas cruces, me siento desfallecer, ni tengo fuerzas para levantarme y deseo que mi Bien me llame pronto. En la tranquilidad, empero, entiendo que no es cosa difícil el morir... pero si el bien vivir. ¿A quién, pues, acudiré sino a Vos, que sois tan bueno y querido, para recibir luz... consuelo… y ayuda? A Vos, pues, consagro toda mi vida, y en vuestras manos pongo las congojas, las cruces, los intereses de mi alma… de mi familia… de los pecadores… para que, después de una vida tan trabajosa, podamos ir a gozar para siempre con Vos de la bienaventuranza del Paraíso. Amén.
Jaculatoria. San José, Protector de atribulados y de los moribundos, Patriarca de la Santa madre Iglesia, rogad nosotros.