Google+ Followers

Google+ Followers

Google+ Followers

domingo, 28 de febrero de 2016

Vete y no peques mas, atención y cuidado con la falsa misericordia, nos puede llevar a la perdición.



"CUIDADO CON LA FALSA MISERICORDIA 
RECUERDA SUS PALABRAS "VETE Y NO PEQUES MAS"

Padre:
 "Por no haber amado la verdad, Dios le enviará poderes de engaño..." Hay una gran masa de fieles con los cuales ya ni se puede dialogar porque está corrompidos en su entendimiento...
Un fiel que se reconoce pecador:
Es verdad, muchos fielesy algunos con buenas intenciones, pues creen que defendiendo cualquier cosa, están defendiendo la justicia y la verdad de Dios, son engañados o se dejan engañar , a veces para justificar sus propios pecados. Que lindo seria para un diabetico comer todos los dulces que pueda sin que le trajera consecuencia, para una persona con colesterol o alta presión ponerle sal y sal a todas las comidas, sin que eso le traiga consecuencias, para el lujurioso y adultero, andar de aquí para aya, rompiendo los votos del santo matrimonio, para el que ver pornografía, no tener que verla con sentimientos e culpa,. sino pensar que ve un espectáculo y que con esas cosas nos e ofende a Dios, el que no va a Misa jamas, no santifica las fiestas, y se va de juega, vacaciones etc, Dios no se ofende, su misericordia nos perdona aunque le abandonemos y ni siquiera le dediquemos una ora por semana, que aceptemos las blasfemias proferidas contra Dios y contra la Iglesia, por pastores y fieles... Lobos y cabras, disfrazados de pastores y de ovejas, padre verdaderamente la Iglesia, nuestra Iglesia, de la que todos formamos parte, seglares y religiosos, clérigos y frailes, monjes y monjas... Esta en gran medida podrida, gangrenada por la lepra, es como una leprosa, gangrenada, mal oliente por sus pústulas infectas, pero que se mira en el espejo del mundo y se ve radiante como una joven virgen. Cuanto mal que todos en menor o mayor medida con nuestros propios vicios y pecados privados, con los vicios y pecados generales que dejamos pasar o somos igualmente participes, negando el Reinado Social de nuestro Señor Jesucristo dejamos, hacer, dejamos pasar... Ya estamos muy enfermos de la herejia modernista, estamos muy enfermos del consumismo materialista, de falsas ideologías mundanas. No que remos volar alto como las águilas, sino que buscamos el vuelo rastrero de la perdiz. Buscamos nuestra propia comodidad, nuestra auto indulgencia, nuestra propia misericordia.... Nos dejamos misericordiar, por cualquier papanatas y seguimos al pastor mas indolente, pues como el canto de la sirena, es el que nos deja pasar nuestros pecaditos, que después cada vez por su uso y abuso, se hacen mas y mas grandes, hasta que no podamos pasar por la puerta de camino al cielo y vayamos alegres, esperando no la justicia de dios sino una falsa misericordia con la que nos auto convencemos de que podemos pecar y que pequemos mas fuerte como decía el gran hereje, que festejara Bergoglio en Suecia en este Octubre.... Podres de notros ovejas sin pastor u ovejas que muerden a su pastor, ovejas transformadas en perros rabiosos y pastores transformados en lobos rapaces. Nunca como ahora necesitamos buenos y santos varones, buenos y santos pastores que nos guíen a las aguas mansas, por el recto camino... Pobres de nosotros si seguimos a los vendedores de ilusiones, a los nuevos mercaderes del templo, que ya no venden palomas para el sacrificio, sino que venden nuestras almas para inmolar a satanás. Y muchos pastores y fuieles convencidos de que esta bien lo que hacen, servir al mundo, congraciarse con el mundo, vivir y gozar el mundo...Pues Dios es amor, y como el mundo al amor de Dios lo ha transformado en una mercancía barata, tambien esperamos que Dios nos perdone, los latigazos, la corona de espinas, los tormentos y la cruz que sufrió por nuestros pecados, por nada, no debemos nada a cambio de nuestra salvación, todos somos salvos y solo vivimos para engordar como cerdos, enviciarnos y regodearnos en nuestra montaña de bosta y miserias, Dios nos perdona todo. Horrible. Dios este con nosotros. Gott mit uns!