Google+ Followers

Google+ Followers

Google+ Followers

sábado, 26 de marzo de 2016

Felices pascuas de resurrección año del Señor 2016

Mar del Plata Domingo 26 de Marzo de 2016 a.D

CHRISTUS Vincit, CHRISTUS Regnat, CHRISTUS Imperat ...






Regina caeli, laetare, alleluia.
R/
Quia quem meruisti portare, alleluia.
V/
Resurrexit, sicut dixit, alleluia.
R/
Ora pro nobis Deum, alleluia.
V/
Gaude et laetare Virgo María, alleluia.
R/
Quia surrexit Dominus vere, alleluia.
V/
Oremus:
Deus, qui per resurrectionem Filii tui, Domini nostri Iesu Christi, mundum laetificare dignatus es: praesta, quaesumus; ut, per eius Genetricem Virginem Mariam, perpetuae capiamus gaudia vitae. Per eundem Christum Dominum nostrum. Amen.

Rogamos a Dios por las siguientes intenciones:

Por la Santa Madre Iglesia, para que todo sea restaurado en Cristo.
Por el Reinado de Cristo y Maria en el mundo.
Por la vocación del hermano Julio Cesar.
Por el futuro oratorio de la FSSPX en Mar del Plata.
Por nuestros fieles difuntos y las animas del Purgatorio.
Por los cristianos perseguidos y martirizados en el mundo actual.
Por nuestras intenciones particulares.

Saludos a todos Jose Luis Ventrice. Gott mit uns!

viernes, 25 de marzo de 2016

25 de Marzo 1991 - 2016 Aniversario de la muerte de Su Eminencia Reverendisima Monseñor Lefrebvre


Los últimos 17 días de Mons. Lefebvre

Entrevista a Jo Grenon, Director del Hospital de Martigny, por Eric Bertinat, para Controversias
El Sr. Jo Grenon es el Director del Hospital de Martigny quien con gran entrega se ocupó de Monseñor durante su hospitalización.
Nos recibió con gran amabilidad para contarnos los últimos días del fundador de la Fraternidad San Pío X.

Sábado 9 de marzo, Monseñor Lefebvre entra al hospital de Martigny.  Usted estuvo entre los primeros que los vio.  ¿Cómo lo encontró/vio?

En cama, ¡sonriendo y confiado!  Monseñor estaba en urgencias.  Después, lo instalamos en la recámara 213, un cuarto privado situado en el segundo piso.  En esa pieza, Monseñor vio sobre la Forclaz, es decir, Francia, y sobre el pico del Gran San Bernardo, Italia, Roma…

¿Cuáles fueron los exámenes que le fueron practicados a Monseñor durante los primeros días?

Durante toda la primera semana, Monseñor fue alimentado por perfusión, con antibióticos.  Aparte de los análisis de rutina, sufrió numerosos exámenes en los que algunos son muy dolorosos.  Aun cuando los médicos habían ya diagnosticado el mal, juzgaron prudente el hacerle a Monseñor un escáner.  También debimos conducir a Monseñor al Hospital de Monthey.  Le pregunté si no prefería llegar en automóvil, en vez de ambulancia, atado a una camilla.  Aunque yo insistí sobre la solución el automóvil, Monseñor prefirió la ambulancia.  El jueves por la tarde hice que le llevaran una comida.  Sufría por no poder comer normalmente.

¿Sufrió mucho Monseñor?

¡Sí!  Desde su llegada, me dijo sufrir un martirio.  Luego los dolores se fueron atenuando bajo el efecto de los medicamentos.

¿Cuál fue el contacto entre Monseñor y las enfermeras que lo cuidaban?

Las enfermeras lo encontraron muy amable, muy dulce, pero también excepcionalmente discreto.  Jamás utilizó el timbre de servicio.  No quería molestarlas.

¿Cómo estuvo Monseñor durante esa primera semana?

Durante esa semana repitió varias veces: “Soy un hombre viejo”.  Estaba un poco inquieto por una posible operación.  Pero no estaba al mismo tiempo resignado y confiado.  Pienso que probablemente no supo la amplitud exacta de su mal.

¿Y espiritualmente?

El lunes siguiente, el 12, pidió recibir la Extrema-unción.  Al día siguiente, me explicó: “Pedí la Extrema-unción, ¡es muy importante!  Mi hermana se fue sin este sacramento”  En varias ocasiones me dijo: “Ya terminé mi trabajo, no puedo más.  Estoy agotado, ahora no me queda más que rezar y sufrir”.

¿Habló de la Fraternidad, de su porvenir?

Una larga charla con Monseñor a mitad de la primera semana me permitió escucharlo decir su satisfacción de la obra cumplida.  “La Fraternidad está en buenas manos y enriquecida con cuatro obispos llenos de celo” me dijo.  Y de maravillarse de Monseñor Fellay que habla cinco idiomas “como yo hablo (sólo) Francés, ¿se da cuenta?”.  Me habló también de los directores y de los profesores de los seminarios “entregados/consagrados y en buen lugar”.  Monseñor estaba perfectamente sereno y aparentemente muy contento por el futuro.

Usted me habló del respeto que imponía a los médicos…

Si, si.  Un médico incluso me contó haber estado subyugado por Monseñor.  “Cuando uno cruza su mirada, uno encuentra la bondad divina” me dijo.

¿Cómo se ha desarrollado la operación del lunes 8 de marzo?

A las 9 de la mañana, Monseñor fue conducido a la sala de operación.  La operación duró de las 9:30 a las 12:30 hrs.  Después lo llevaron a la sala de cuidados intensivos.  Monseñor tuvo un despertar difícil y sufrimientos intensos durante los 2 a 3 días que siguieron a la operación.  Después todo fue mejor, lo levantábamos un poco pero el corazón permaneció fatigado.

¿Los médicos dieron a Monseñor medicamente para calmar el dolor?

¡Por supuesto!  Monseñor estuvo bajo una supervisión médica en todo momento.  Gracias al equipo moderno con el que está equipado el hospital, seguimos con exactitud los progresos del dolor.  Pudimos así, dar a Monseñor con mucha precisión la medicina adecuada para aliviar sus dolores.

Llegamos al final de la última semana

Viernes, me pide darle su cadenilla – esa pobre cadenilla, con simples medallas, es para mí uno de los recuerdos más emocionantes de los últimos días de Monseñor – su reloj y su aparato auditivo: una prueba del bienestar del enfermo.  Sábado, pensamos en regresarlo a su recámara desde el domingo.  “Pero las enfermeras querían dejarme aquí” me dijo bromeando el domingo, la esperanza hizo rápidamente lugar a la inquietud.  Monseñor tuvo temperatura.  El médico cardiólogo le hizo una ecocardiografía y decide guardar a Monseñor en cuidados intensivos.  El domingo por la tarde, Monseñor empieza a hablar mucho.  Pero a través de la máscara de oxígeno, es difícil entenderle.  Percibo sin embargo, “Todos somos sus hijitos”.  ¿Tenía ya la visión del cielo? En todo caso, él hablaba del Buen Dios.  Al momento en que lo dejo, me sonríe por última vez y me extiende la mano en señal de adiós…  El domingo por la tarde, recibo una llamada telefónica de la enfermera responsable.  Estamos tratando de reanimar a Monseñor pero no va muy bien. Decido alertar al Padre Laroche.  Luego la enfermera responsable me llama para decirme que el ritmo cardiaco ha regresado a la normalidad.  A las 3:30 hrs una última llamada para informarme del deceso de Monseñor.

Usted fue de las primeras personas que vieron muerto a Monseñor.  ¿Cómo lo encontró?

Fui inmediatamente a cuidados intensivos.  Encontré el cuerpo inanimado de Monseñor.  Fui terriblemente golpeado por el parecido entre el cuerpo de Monseñor y los cuadros representando a Jesús descendido de la Cruz.  Monseñor tenía sólo una sábana que le cubría la cadera.  Sus manos y sus brazos presentaban las huellas de los largos sufrimientos que venía de sufrir.  Sus piernas estaban muy lastimadas, que después de años le hacían sufrir.  Pienso, aun muy a menudo en esa última imagen de Monseñor, ahí, tendido sobre su cama en cuidados intensivos, como Cristo bajado de la Cruz…
Fuente: www.laportelatine.org



Queridos hermanos en este viernes Santo del año del Señor 2016, pidamos por el eterno descanso del fundador de la FSSPX, gracias a su sacrificio, su inmolación, se ha conservado vivo hasta nuestros dias, la llama de la tradicion, de la única y verdadera tradicion que hace a nuestra Santa Madre Iglesia. Monseñor Marcel Lefrebvre injustamente perseguido por los masones modernistas, condenado por el Papa Juan Pablo, II casi a la puertas de la muerte. ¿Por que?... Por su defensa tenaz contra los enemigos, que hoy sin ningun disimulo, muestran sus asquerosas garras, que desangran, lastiman y deforman cada día con mayor ahincó  a Nuestra Santa Madre Iglesia. Para el no hubo misericordia, por parte de los príncipes de la Iglesia. Mas el tribunal justo de Dios, donde se sentaran Papas, Emperadores, reyes, poderosos, clérigos, seglares, ricos y pobres, en ese Tribunal Santo, seguro abra justicia para los que defendieron la fe frente a las aberraciones del fatídico Concilio Vaticano II, donde la gran caída comenzó y la labor incansable y constante de los enemigos de la fe católica, hacen su trabajo sin descanso, desde fuera y lo mas triste, desde dentro de la misma Iglesia. Hoy deformando no solo la liturgia y la tradicion de la Iglesia, sino re interpretando y acomodando al mundo la palabra inalterable de Nuestro Señor Jesucristo- En nombre de una falsa misericordia y de un nefasta eucumenismo, entre otros muchos males, que no alcanzaría a enumerar. Justicia clamamos al cielo, todos los fieles catolicos, que eso lobos disfrazados de cordero, sean alcanzados por la Justicia Divina y todos los que han sido, son y seguirán siendo por ahora perseguidos por esas fieras, tengan la palma de la victoria y esten entre los angeles y los Santos del Cielo.
Oración por el Eterno descanso de S.E.R. Monseñor Lefrebvre y por las intenciones de nos pequeño rebaño en Mar del Plata.

ORACIÓN DE RECOMENDACIÓN
DEL ALMA A CRISTO


Señor, te encomendamos el alma de tu siervo Monseñor Marcel Lefrebvre y te suplicamos, Cristo Jesús, Salvador del mundo, que no le niegues la entrada en el regazo de tus Angeles, patriarcas y santos, ya que por ella bajaste misericordiosamente del cielo a la tierra.

Reconócela, Señor, como criatura tuya; no creada por dioses extraños, sino por Ti, único Dios vivo y verdadero, porque no hay otro Dios fuera de Ti ni nadie que produzca tus obras.

Llena, Señor, de alegría su alma en tu presencia y no te acuerdes de sus pecados, recuerda la obra de amor y la pasión con por la que defendió a Tu Iglesia, que es Una, Santa, Católica, Apostólica y Romana, fuera de ella no hay salvación

Porque, aunque haya pecado, jamás negó al Padre, ni al Hijo, ni al Espíritu Santo; antes bien, creyó, fue celoso de la honra de Dios y adoró fielmente al Dios que lo hizo todo.

Seguramente su alma, a pesar de todas las injusticias por el sufridas en manos de malos servidores, su injusta excomunión, mientras otros pecadores contumaces eran protegidos, por el Papa Juan Pablo II y que aun hoy perdura esa injusticia, contra su persona, aquie en este Valle de lagrimas, pero como sabemos que Dios conoce los corazones de los hombres, sus rectas o torcidas intenciones, damos por cierto que esa injusticia, Dios en su infinita misericordia, la ha salvado. Dios guarde en el Reino de los Cielos al alma generosa y luchadora de nuestro querido Obispo Monseñor Lefrebvre.


Viernes Santo 25 de Marzo del Año del Señor 2016

Ave María, dolóribus plena, Crucifíxus tecum: lacrymábilis te in muliéribus, et lacrymábilis fructus ventris tui, Jesus. Sancta María, Mater Crucifíxi: lácrymas impertíre nobis crucifixóribus Fílii tui, nunc et in hora mortis nostræ. Amen. 

Dios te salve María, llena eres de dolores; Jesús crucificado está contigo; digna eres de llorada y compadecida entre las mujeres, y digno es de ser llorado y compadecido Jesús, fruto bendito de tu vientre. Santa María, Madre del Crucificado, da lágrimas a nosotros crucificadores de tu Hijo, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén

domingo, 20 de marzo de 2016

Domingo de Ramos entrada Triunfal de nuestro Señor Jesucristo en Jerusalen.



Hoy Domingo de Ramos comienza la Semana Santa. nada mejor que esto para consagrar a nuestra Patria, a nuestro familia, a nuestro trabajo y a nosotros mismos a Cristo Rey y pedir fervorosamente ya, que venga a nos su Reino. Christus Rex, Adveniat Regnum Tuum!

¡Dulcísimo Jesús, Redentor del género humano! Míranos humildemente postrados delante de tu altar; tuyos somos y tuyos queremos ser; y a fin de vivir más estrechamente unidos a Ti, todos y cada uno espontáneamente nos consagramos en este día a tu Sacratísimo Corazón.
Muchos, por desgracia, jamás te han conocido; muchos, despreciado tus mandamientos, te han desechado. ¡Oh Jesús benignísimo!, compadécete de los unos y de los otros, y atráelos a todos a tu Corazón Santísimo.
Señor, sé Rey, no sólo de los hijos fieles que jamás se han alejado de Ti, sino también de los pródigos que te han abandonado; haz que vuelvan pronto a la casa paterna porque no perezcan de hambre y de miseria.
Sé Rey de aquellos que, por seducción del error o por espíritu de discordia, viven separados de Ti; devuélvelos al puerto de la verdad y a la unidad de la fe, para que en breve se forme un solo rebaño bajo un solo Pastor.
Concede, ¡oh Señor!, incolumidad y libertad segura a tu Iglesia; otorga a todos los pueblos la tranquilidad en el orden, haz que del uno al otro confín de la tierra no resuene sino esta voz: ¡Alabado sea el Corazón divino, causa de nuestra salud! A Él entonen cánticos de honor y de gloria por los siglos de los siglos. Amén

 

ORACIÓN PARA PEDIR EL REINADO DE CRISTO

¡Oh Jesús! Te reconozco por Rey Universal. Todo cuanto ha sido hecho Tú lo has creado.
Ejerce sobre mí todos tus derechos. Renuevo las promesas de mi bautismo, renunciado a Satanás, a sus seducciones y a sus obras; y prometo vivir como buen cristiano.
Muy especialmente me comprometo a procurar, según mis medios, el triunfo de los derechos de Dios y de tu Iglesia.
Divino Corazón de Jesús, te ofrezco mis pobres obras para conseguir que todos los corazones reconozcan tu sagrada realeza, y para que así se establezca en todo el mundo el Reino de tu Paz.

LETANÍAS A JESUCRISTO REY

Acerquémonos con profunda reverencia al trono de su Majestad, nuestro divino Rey, Cristo Jesús, y ofrezcámosle el homenaje de nuestra humilde adoración. Adoremos y alabemos a Aquel a quién el eterno Padre dijo: Pídeme y te daré las gentes y naciones por tu reino. (Sal. 2, 8)
Veneramos, oh Jesús, vuestro reino eterno que poseéis como Hijo de Rey Eterno, igual en todo al Padre en majestad, omnipotencia y gloria. Vuestros son los cielos y vuestra es la tierra. Vos creasteis al universo y cuanto existe. Todas las cosas fueron hechas por Vos y sin Vos nada se hizo de cuanto se ha creado. El orbe entero es vuestro y vos reinareis de mar en mar, hasta los últimos confines de la tierra.
-Señor, ten misericordia de nosotros, (se repite)
-Cristo, ten misericordia de nosotros,
-Señor, ten misericordia de nosotros,
-Cristo óyenos,
-Cristo escúchanos,
-Dios, Padre celestial, (Ten misericordia de nosotros.)
-Dios Hijo, Redentor del mundo,
-Dios Espíritu Santo,
-Trinidad santa, un solo Dios,
-Jesús, Rey, verdadero Dios y verdadero hombre, (Ten piedad de nosotros.)
-Jesús, Rey de los cielos y de la tierra,
-Jesús, Rey de los ángeles,
-Jesús, Rey de los apóstoles,
-Jesús, Rey de los mártires,
-Jesús, Rey de los confesores,
-Jesús, Rey de los vírgenes,
-Jesús, Rey de todos los santos,
-Jesús, Rey de la santa Iglesia,
-Jesús, Rey de los sacerdotes,
-Jesús, Rey de los reyes,
-Jesús, Rey de las naciones,
-Jesús, Rey de nuestros corazones,
-Jesús, Rey y esposo de nuestras almas,
-Jesús, Rey, Salvador y Redentor nuestro,
-Jesús, Rey, y Dios nuestro,
-Jesús, Rey y Maestro nuestro,
-Jesús, Rey y Pontífice nuestro,
-Jesús, Rey y Juez nuestro,
-Jesús, Rey de gracia y santidad,
-Jesús, Rey de amor y justicia,
-Jesús, Rey de vida y de paz,
-Jesús, Rey de la verdad y de la sabiduría,
-Jesús, Rey del universo,
-Jesús, Rey de la gloria,
-Jesús, Rey Altísimo,
-Jesús, Rey Todopoderoso,
-Jesús, Rey invencible,
-Jesús, Rey sapientísimo,
-Jesús, Rey benevolentísimo,
-Jesús, Rey pacientísimo
-Jesús, Rey flagelado,
-Jesús, Rey coronado de espinas,
-Jesús, Rey crucificado,
-Jesús, Rey gloriosamente resucitado,
-Jesús, Rey de amor en el Santísimo Sacramento,
-Jesús, Rey nuestro amantísimo,
-Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo, (Perdónanos, Señor)
-Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo, (Escúchanos Señor)
-Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo, (Ten misericordia de nosotros)
V. Bendecid vuestro pueblo, oh Jesús Rey; gobernadnos y protegednos.
R. Vivid y reinad en nuestros corazones y en los corazones de todos los hombres.
Oración. Omnipotente y sempiterno Dios, que en vuestro amado Hijo, Rey del universo, resolvisteis renovar todas las cosas, conceded benignamente que todos los hombres pecadores se sujeten a su suave yugo y dominio, quien vive y reina con Vos por los siglos de los siglos. Amén.

sábado, 19 de marzo de 2016

19 de Marzo, San Jose Patriarca de la Santa madre Iglesia

CONSAGRACIÓN A SAN JOSÉ

Oh Glorioso Patriarca San José, heme aquí, postrado de rodillas ante vuestra presencia, para pediros vuestra protección.
Desde ya os elijo como a mi padre, protector y guía. Bajo vuestro amparo pongo mi cuerpo y mi alma, propiedad, vida y salud. Aceptadme como hijo vuestro. Preservadme de todos los peligros, asechanzas y lazos del enemigo. Asistidme en todo momento y ante todo en la hora de mi muerte. Amén.


LETANÍAS DE SAN JOSÉ

-Señor, ten piedad de nosotros.
-Cristo, ten piedad de nosotros.
-Señor, ten piedad de nosotros.
-Cristo, óyenos.
-Cristo, escúchanos.
Se repite
-Dios, Padre celestial
-Dios Hijo, Redentor del mundo
-Dios Espíritu Santo
-Santa Trinidad, un solo Dios
Ten piedad de nosotros.
-Santa Maria,
-San José
-Ilustre descendiente de David
-Luz de los patriarcas
-Esposo de la Madre de Dios
-Custodio purísimo de la Virgen,
-Nutricio del Hijo de Dios
-Diligente defensor de Cristo
-Jefe de la Sagrada Familia
-José justo
-José casto
-José prudente
-José fuerte
-José obediente
-José fiel
-Espejo de paciencia
-Amante de la pobreza
-Modelo de obreros
-Gloria de la vida doméstica
-Custodio de vírgenes
-Sostén de las familias
-Consuelo de los desdichados
-Esperanza de los enfermos
-Patrono de los moribundos
-Terror de los demonios
-Protector de la santa Iglesia
Ruega por nosotros.
-Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundoPerdónanos, Señor.
-Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundoEscúchanos, Señor.
-Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundoTen piedad de nosotros.
V. Lo nombró administrador de su casa. R. Y señor de todas sus posesiones.
ORACIÓN
¡Oh Dios, que con inefable providencia te dignaste elegir a San José para esposo de tu Santísima Madre!; te rogamos nos concedas tenerlo como intercesor en el cielo, ya que lo veneramos como protector en la tierra. Tú, que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén.

ORACIÓN DEL PAPA LEÓN XIII

A Vos, bienaventurado José, acudimos en nuestra tribulación, y después de implorar el auxilio de vuestra Santísima Esposa, solicitamos también confiadamente vuestro patrocinio. Por aquella caridad que con la Inmaculada Virgen María, Madre de Dios, os tuvo unido y por el paterno amor con que abrazasteis al Niño Jesús, humildemente os suplicamos que volváis benigno los ojos a la herencia que, con su sangre, adquirió Jesucristo, y con vuestro poder y auxilio socorráis nuestras necesidades.
Proteged, oh providentísimo Custodio de la Divina Familia, la escogida descendencia de Jesucristo; apartad de nosotros toda mancha de error y de corrupción; asistidnos propicio desde el cielo, fortísimo libertador nuestro, en esta lucha con el poder de las tinieblas; y como en otro tiempo librasteis al Niño Jesús de inminente peligro de la vida, así ahora defended la Iglesia santa de Dios de las asechanzas de sus enemigos y de toda adversidad, y a cada uno de nosotros protegednos con perpetuo patrocinio para que a ejemplo vuestro y sostenidos por vuestro auxilio, podamos santamente vivir, piadosamente morir, y alcanzar en los cielos la eterna bienaventuranza. Amén.

Pedimos ahora por intermedio de San Jose y de Maria Santísima a todos aquellos feligreses fieles a la tradicion católica y en especial, a aquellos feligreses de la Fraternidad Sacerdotal San Pio X, que recen la siguiente Novena que comienza hoy y termina el Domingo mas preciado para nos catolicos apostólicos romanos, el día de la Fiesta mas solemne de la Santa Madre Iglesia, la Santa Pascua y pedimos en dicha novena por las siguientes intenciones por la vocación religiosa de nuestro hermano Julio Cesar y por la causa de la instalación del Oratorio permanente y sede fija de la FSSPX en Mar del Plata. Gracis a todos Ustedes hermanos que nos apoyan con sus oraciones, a este pequeño rebaño de feligreses fieles a la tradicion de la Iglesia,a qui en Mar del Plata. San Jose, Santa Maria y Nuestro Señor Jesucristo, les retribuyan a todos el ciento por uno por sus oraciones en nuestro favor.

Novena a la Inmaculada Concepción de Maria


Por la señal...
Señor mío Jesucristo...

ORACIÓN PARA TODOS LOS DÍAS
Dios te salve, María, llena de gracia y bendita más que todas las mujeres, Virgen singular, Virgen soberana y perfecta, elegida por Madre de Dios y preservada por ello de toda culpa desde el primer instante de tu Concepción: así como por Eva nos vino la muerte, así nos viene la vida por ti, que por la gracia de Dios has sido elegida para ser Madre del nuevo pueblo que Jesucristo ha formado con su sangre.
A ti, purísima Madre, restauradora del caído linaje de Adán y Eva, venimos confiados y suplicantes en esta novena, para rogarte que nos concedas la gracia de ser verdaderos hijos tuyos y de tu Hijo Jesucristo, libres de toda mancha de pecado.
Acordaos, Virgen Santísima, que habéis sido hecha Madre de Dios, no sólo para vuestra dignidad y gloría, sino también para salvación nuestra y provecho de todo el género humano. Acordaos que jamás se ha oído decir que uno solo de cuantos han acudido a vuestra protección e implorado vuestro socorro, haya sido desamparado. No me dejéis, pues, a mi tampoco, porque si me dejáis me perderé; que yo tampoco quiero dejaros a vos, antes bien, cada día quiero crecer más en vuestra verdadera devoción.
Y alcanzadme principalmente estas tres gracias: la primera, no cometer jamás pecado mortal; la segunda, un grande aprecio de la virtud cristiana, y la tercera, una buena muerte. Además, dadme la gracia particular que os pido en esta novena (hacer aquí la petición que se desea obtener).

Rezar la oración del día correspondiente:

DÍAS
1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7 | 8 | 9
ORACIONES FINALES
Bendita sea tu pureza y eternamente lo sea, pues todo un Dios se recrea en tan graciosa belleza. A ti, celestial Princesa, Virgen sagrada María, te ofrezco en este día alma, vida y corazón. Mírame con compasión, no me dejes, Madre mía. Rezar tres Avemarías.
Tu Inmaculada Concepción, oh Virgen Madre de Dios, anunció alegría al universo mundo.
ORACIÓN. Oh Dios mío, que por la Inmaculada Concepción de la Virgen, preparaste digna habitación a tu Hijo: te rogamos que, así como por la previsión de la muerte de tu Hijo libraste a ella de toda mancha, así a nosotros nos concedas por su intercesión llegar a ti limpios de pecado. Por el mismo Señor nuestro Jesucristo. Amén.

DÍA PRIMERO [Ir al principio de esta página]

Comenzar con el ofrecimiento y la oración preparatoria.
ORACIÓN DE ESTE DÍA. Oh Santísimo Hijo de María Inmaculada y benignísimo Redentor nuestro: así como preservaste a María del pecado, original en su Inmaculada Concepción, y a nosotros nos hiciste el gran beneficio de libramos de él por medio de tu santo bautismo, así te rogamos humildemente nos concedas la gracia de portarnos siempre como buenos cristianos, regenerados en ti, Padre nuestro Santísimo.
Meditar y rezar la oración final.

__________

DÍA SEGUNDO [Ir al principio de esta página]

Comenzar con el ofrecimiento y la oración preparatoria.
ORACIÓN DE ESTE DÍA. Oh Santísimo Hijo de María Inmaculada y benignísimo Redentor nuestro: así como preservaste a María de todo pecado mortal en toda su vida y a nosotros nos das gracia para evitarlo y el sacramento de la confesión para remediarlo, así te rogamos humildemente, por intercesión de tu Madre Inmaculada, nos concedas la gracia de no cometer nunca pecado mortal, y si incurrimos en tan terrible desgracia, la de salir de él cuanto antes por medio de una buena confesión.
Meditar y rezar la oración final.

__________

DÍA TERCERO [Ir al principio de esta página]

Comenzar con el ofrecimiento y la oración preparatoria.
ORACIÓN DE ESTE DÍA. Oh Santísimo Hijo de María Inmaculada y benignísimo Redentor nuestro: así como preservaste a María de todo pecado venial en toda su vida, y a nosotros nos pides que purifiquemos más y más nuestras almas para ser dignos de ti, así te rogamos humildemente, por intercesión de tu Madre Inmaculada, nos concedas la gracia de evitar los pecados veniales y la de procurar y obtener cada día más pureza y delicadeza de conciencia.
Meditar y rezar la oración final.

__________

DÍA CUARTO [Ir al principio de esta página]

Comenzar con el ofrecimiento y la oración preparatoria.
ORACIÓN DE ESTE DÍA. Oh Santísimo Hijo de María Inmaculada y benignísimo Redentor nuestro: así como libraste a María de la inclinación al pecado y le diste dominio perfecto sobre todas sus pasiones, así te rogamos humildemente, por intercesión de María Inmaculada, nos concedas la gracia de ir domando nuestras pasiones y destruyendo nuestras malas inclinaciones, para que te podamos servir, con verdadera libertad de espíritu, sin imperfección ninguna.
Meditar y rezar la oración final.

__________

DÍA QUINTO [Ir al principio de esta página]

Comenzar con el ofrecimiento y la oración preparatoria.
ORACIÓN DE ESTE DÍA. Oh Santísimo Hijo de María Inmaculada y benignísimo Redentor nuestro: así como, desde el primer instante de su Concepción, diste a María más gracia que a todos los santos y ángeles del cielo, así te rogamos humildemente, por intercesión de tu Madre Inmaculada, nos inspires un aprecio singular de la divina gracia que tú nos adquiriste con tu sangre, y nos concedas el aumentarla más y más con nuestras buenas obras y con la recepción de tus Santos Sacramentos, especialmente el de la Comunión.
Meditar y rezar la oración final.

__________

DÍA SEXTO [Ir al principio de esta página]

Comenzar con el ofrecimiento y la oración preparatoria.
ORACIÓN DE ESTE DÍA. Oh Santísimo Hijo de María Inmaculada y benignísimo Redentor nuestro: así como, desde el primer momento, infundiste en María, con toda plenitud, las virtudes sobrenaturales y los dones del Espíritu Santo, así te suplicamos humildemente, por intercesión de tu Madre Inmaculada, nos concedas a nosotros la abundancia de estos mismos dones y virtudes, para que podamos vencer todas las tentaciones y hagamos muchos actos de virtud dignos de nuestra profesión de cristianos.
Meditar y rezar la oración final.

__________

DÍA SÉPTIMO [Ir al principio de esta página]

Comenzar con el ofrecimiento y la oración preparatoria.
ORACIÓN DE ESTE DÍA. Oh Santísimo Hijo de María Inmaculada y benignísimo Redentor nuestro: así como diste a María, entre las demás virtudes, una pureza y castidad eximía, por la cual es llamada Virgen de las vírgenes, así te suplicamos, por intercesión de tu Madre Inmaculada, nos concedas la dificilísima virtud de la castidad, que tantos han conservado mediante la devoción de la Virgen y tu protección.
Meditar y rezar la oración final.

__________

DÍA OCTAVO [Ir al principio de esta página]

Comenzar con el ofrecimiento y la oración preparatoria.
ORACIÓN DE ESTE DÍA. Oh Santísimo Hijo de María Inmaculada y benignísimo Redentor nuestro: así como diste a María la gracia de una ardentísima caridad y amor de Dios sobre todas las cosas, así te rogamos humildemente, por intercesión de tu Madre Inmaculada, nos concedas un amor sincero de ti, ¡oh Dios Señor nuestro!, nuestro verdadero bien, nuestro bienhechor, nuestro padre, y que antes queramos perder todas las cosas que ofenderte con un solo pecado.
Meditar y rezar la oración final.

__________

DÍA NOVENO [Ir al principio de esta página]

Comenzar con el ofrecimiento y la oración preparatoria.
ORACIÓN DE ESTE DÍA. Oh Santísimo Hijo de María Inmaculada y benignísimo Redentor nuestro: así como has concedido a María la gracia de ir al cielo y de ser en él colocada en el primer lugar después de Ti, te suplicamos humildemente, por intercesión de María Inmaculada, nos concedas una buena muerte, que recibamos bien los últimos Sacramentos, que expiremos sin mancha ninguna de pecado en la conciencia y vayamos al cielo, para siempre gozar, en tu compañía y la de nuestra Madre, con todos los que se han salvado por ella.
Meditar y rezar la oración final.

jueves, 17 de marzo de 2016

Confesión sin confesión...

Si sólo fuera posible evitar lo que se ha convertido en un continuo comentar los dichos y hechos del papa Francisco. Pero uno no ignora las declaraciones públicas de un Papa, especialmente desde la perspectiva de Fátima. Y en el punto actual del pontificado Bergogliano, el panorama de la Iglesia está cubierto de cráteres por las bombas que Francisco ha estado tirando casi semanalmente en las homilías, meditaciones, conferencias de prensa y otros escenarios, improvisadas por fuera de las cuatro esquinas de una encíclica u otro pronunciamiento papal formal. 
Aquí hay una bomba de febrero, del Miércoles de Ceniza. Fue arrojada en un sermón dado a los “Misioneros de la Misericordia” durante la misa en la que recibieron su “mandato”, el que incluye “facultades para absolver ciertos pecados reservados a la Santa Sede” (de los cuales todos pueden ser absueltos por cualquier sacerdote parroquial). Les dijeron a los Misioneros — increíblemente, aunque a esta altura no sorprende — que deben ofrecer la absolución incluso a los penitentes que están demasiado avergonzados como para hablar y no han expresado ningún propósito firme de enmienda porque pretenden volver a pecar:
“Si alguien viene a confesarse es porque siente que hay algo que debería quitarse pero que tal vez no logra decirlo, pero tú comprendes… y está bien, lo dice así, con el gesto de venir. Primera condición. Segunda, estar arrepentido. Si alguien viene a ti es porque querría no caer en estas situaciones, pero no se atreve a decirlo, tiene miedo de decirlo y después no puedo hacerlo. Pero si no puede hacerlo, ad impossibilia nemo tenetur [a nadie se le pide lo imposible].  Y el Señor entiende estas cosas, el lenguaje de los gestos. Los brazos abiertos, para entender lo que está en el corazón que no puede ser dicho o dicho así… un poco es la vergüenza… me entendéis. Vosotros recibís a todos con el lenguaje con el que pueden hablar.”
Sin dejar lugar a dudas sobre sus intenciones al respecto, Francisco dijo lo mismo el día anterior (9 de febrero) a un grupo de Capuchinos, sugiriendo por lo tanto, que desea que cada sacerdote de la Iglesia otorgue la absolución a los penitentes mudos:
“Hay muchos lenguajes en la vida, el lenguaje de la palabra, pero también el lenguaje de los gestos. Si una persona se acerca al confesionario es porque siente algo que le pesa, que quiere quitarse. Quizás no sabe cómo decirlo, pero el gesto es este. Si esta persona se acerca es porque quiere cambiar, y lo dice con el gesto de acercarse. No es necesario hacer preguntas: ¿tú?, ¿tú?…?”
“Y si una persona viene [a confesarse] es porque en su alma quisiera no hacerlo más. Pero muchas veces no pueden, porque están condicionados por su psicología, por su vida y su situación… Ad impossibilia nemo tenetur.”
En primer lugar, este consejo totalmente erróneo equivale a destruir el sacramento porque elimina la confesión de la Confesión, eliminando la misma esencia del sacramento y dejando solamente la forma. No es necesario citar las enseñanzas de la Iglesia sobre un punto tan obvio, pero uno podría citar simplemente el nuevo Catecismo (§ 1456), que inequívocamente afirma:
“La confesión de los pecados hecha al sacerdote constituye una parte esencial del sacramento de la Penitencia: “En la confesión, los penitentes deben enumerar todos los pecados mortales de que tienen conciencia tras haberse examinado seriamente, incluso si estos pecados son muy secretos…’
(NOTA: no hablamos aquí de una emergencia en la que no hay tiempo para una confesión normal, como por ejemplo cuando un avión está a punto de estrellarse o una persona que está a punto de morir no puede hablar pero puede dar una clara señal de contrición, en cuyo caso la absolución sin la enumeración los pecados sería permisible. Cf. Canon 961.)
En segundo lugar, en cuanto a la noción que la “vergüenza” excusa del deber de contar los pecados mortales en confesión, tal vergüenza nace del orgullo: el penitente no desea ser humillado por revelar al sacerdote sus pecados graves. Es increíblemente sorprendente que un Romano Pontífice — incluso este — pueda declarar que un pecador afligido por el orgullo, que no puede ni siquiera hablar de sus pecados al propio confesor, puede recibir la absolución mientras evita orgullosamente ser humillado.
Finalmente, igualmente destructor del sacramento, e igualmente sorprendente, es la idea de Francisco que pedirle a un pecador que exprese un firme propósito de enmienda cuando duda de poder enmendar su vida es pedirle lo imposible porque “su psicología….su vida…su situación” le hacen imposible el dejar de pecar. ¿Quién no estaría cubierto con esta excusa para pecar, y qué pasa con el requisito del firme propósito de enmienda sin el cual la absolución es inválida? Aparentemente, Francisco piensa que puede dispensarse, si bien ni él ni ningún otro confesor tienen el poder para hacerlo.
Como enseña San Alfonso, Doctor de la Iglesia, un firme propósito de enmienda “es compañero inseparable de la verdadera contrición” y “condición necesaria para el perdón del pecado… Es imposible para Dios perdonar al pecador que mantiene la voluntad de ofenderlo... ¿Quién puede dudar que la confesión de este hombre es  una burla a la penitencia? ¿Quién puede creer que esta absolución ha tenido algún valor?
Quizás estoy siendo desconfiado por demás, pero me parece que este increíble llamado a otorgar la absolución a pecadores mudos que no están dispuestos, o no pueden comprometerse, a enmendar su vida es otro paso hacia el objetivo final de admitir adúlteros públicos en segundas o terceras “nupcias” a la Sagrada Comunión. Las personas viviendo en adulterio solo necesitan insistir al confesor que siga los consejos de Francisco y que no les hagan ninguna pregunta sobre sus pecados porque están “muy avergonzados” para hablar de ellos y encuentran “imposible” dejar de cometerlos por “su psicología… su vida… su situación.” Muchos sacerdotes harán simplemente eso — y muchos han hecho eso durante décadas,  pero sin el beneficio del guiño y el asentimiento papal.  La burla del Sacramento de la Confesión resultante conducirá a quién sabe cuántas absoluciones inválidas.
La mente católica está más que abrumada por la continua debacle de este pontificado. Ciertamente indica que la dramática resolución de nuestra situación está próxima. ¡Que Nuestra Señora de Fátima nos proteja de las tormentas que se avecinan!
Christopher A. Ferrara
Fuente Blog Adelantelafe.

domingo, 13 de marzo de 2016

A tres años de el lamentable y decadente Pontificado de Bergoglio. Dios salve a la Iglesia!



Hoy algunos catolicos, papofilos, bien intencionados, celebran la ascencion al Trono de Pedro, del peor Papa, que ha ascendido al Trono de Pedro, después del Concilio Pastoral Vaticano II, uno de sus frutos mas amargos y mas podridos, este jesuita, mentiroso, que cambia de humor, según le parece, que desprecia todo signo de tradicion en la Iglesia y no solo eso, sino que se regocija adulterando las palabras del Santo Evangelio, la misma palabra del Verbo Encarnado, sin ningun temor, de  que con las herejías que dice constantemente su boca, confunde y lleva a la perdision a muchas almas, que se alegran pues es un jubileo del libertinaje. Que Papa ha buscado que lo aplauda un mundo decadente y lleno de miserias espirituales, que se aleja cada día mas de Nuestro señor, del Reinado Social de cristo, de un mundo que ya no busca que Cristo Reine en nuestro Mundo, en nuestras Patrias, en nuestras naciones, en nuestro trabajos, en nuestras escuelas, en nuestras familias, en nuestra mismísima Iglesia. No soy Sedevacantista pues creo firmente que toda autoridad, mala o buena procede de Dios y Dios sabe por que la otorga y en sus designios insondables sabe por que eligio a este jesuita demoledor, falso, mentiros, sino masón, filo masón, que no le importa la Iglesia que encabeza como Vicario de Cristo y Sucesor del Apóstol Pedro; para el todos las religiones son iguales, el dios del que nos habla es un dios lejano, no cercano a los hombres un dios universal, el dios de Volteire y los deistas iluminati, cuando habla de Nuestro Señor Jesucristo, no lo hace como hablando del Verbo Encarnado, sino como de un hombre mas, quizas un gran hombre pero no Dios hecho Hombre.
En fin hay tantas cosas para decir, pero yo un simple fiel, un pecador, no puedo pedir otra cosa, que la conversion de este hombre Jorge Bergoglio, si rezo por el, rezo para que se convierta, pues dudo que sus intenciones sean buenas para la Santa Madre Iglesia.
Me da vergüenza como católico apostólico romano, tener que decir esto de un Papa, mas es lo que pienso, soy un pobre pecador, ni teólogo, ni filosofo, ni clérigo, ni religioso, un simple seglar; que espera del Papa Vicario de Cristo en la tierra, defienda a la Única y Verdadera Fe, la Católica Apostólica Romana, fuera de ella no hay salvación.
Así pues , el Obispo de Roma, como gusta llamarse bergoglio uno mas entre los nefandos traidores que viven en Santa Mata, los tibios que habitan el Vaticano y en todo el mundo católico, los que gustan que se justifique el pecado, cual canto de sirena, esa falsa misericordia, que perdona y sigue perdonando y no pide la conversion... Cito
Juan 8, 1-11

Mas Jesús se fue al monte de los Olivos. Pero de madrugada se presentó otra vez en el Templo, y todo el pueblo acudía a él. Entonces se sentó y se puso a enseñarles. Los escribas y fariseos le llevan una mujer sorprendida en adulterio, la ponen en medio y le dicen: «Maestro, esta mujer ha sido sorprendida en flagrante adulterio. Moisés nos mandó en la Ley apedrear a estas mujeres. ¿Tú qué dices?» Esto lo decían para tentarle, para tener de qué acuasarle. Pero Jesús, inclinándose, se puso a escribir con el dedo en la tierra. Pero, como ellos insistían en preguntarle, se incorporó y les dijo: «Aquel de vosotros que esté sin pecado, que le arroje la primera piedra». E inclinándose de nuevo, escribía en la tierra. Ellos, al oír estas palabras, se iban retirando uno tras otro, comenzando por los más viejos; y se quedó solo Jesús con la mujer, que seguía en medio. Incorporándose Jesús le dijo: «Mujer, ¿dónde están? ¿Nadie te ha condenado?» Ella respondió: «Nadie, Señor». Jesús le dijo: «Tampoco yo te condeno. Vete, y en adelante no peques más».
Asi pues todos los que se confian en las melosas y falsas palabras de una falsa misericordia, sin arrepentimiento, del aquel que debiera ser faro de la Iglesia y no candil debajo de la mesa... Ese que es nuestro actual Vicario de Cristo, en palabras dulces de santa Catalina de Siena... Dulce Jesus en la tierra... Dios quiera que el y tantos otros Cardenales, Obispos, sacerdotes, religiosos y religiosas... y millones de laicos, que buscan cambiar loq ue no se puede cambiar, pues la palabra de Dios es Eterna y no cambiara jamas ni con los tiempos, ni con las modas, ni con los habitoas , muy a pesar de todos lo que afirmen lo contrario y se rían y burlen, como lo hacían los pecadores cuando Noe, construía el Arca, pobres de aquellos que se burlan de la palabra del Señor, o alteran su significado, o guían a las ovejas al abismo... Apocalipsis 22:18-19 contiene una advertencia para cualquiera que adultere el texto bíblico: “Yo testifico a todo aquel que oye las palabras de la profecía de este libro: Si alguno añadiere a estas cosas, Dios traerá sobre él las plagas que están escritas en este libro. Y si alguno quitare de las palabras del libro de esta profecía, Dios quitará su parte del libro de la vida, y de la santa ciudad y de las cosas que están escritas en este libro.” 
Galatas 1.8
Pero si aun nosotros, o un ángel del cielo, les anunciara otro evangelio contrario al que les hemos anunciado, sea anatema (maldito).
Asi pues queridos hermanos y hermanas en Cristo y Maria, todos aquellos que no sigan la palabra de Dios o la adulteren,s ea el Papa o el mas pequeño dentro de la Iglesia... Sera borrado del Libro de la Vida. Asi esta escrito y asi sera, nostros pecadores, no fariseos como dice, nuestro Papa Bergoglio, no somos mas que nadie, quizas somos peor que todos, pero buscamos la verdad... Y la Verdad es una solo.   Mateo 5.37 Mas sea vuestro hablar: Sí, sí; No, no; porque lo que es más de esto, de mal procede.
No hay nada mas que decir, Papa Francisco, dulce Jesus en la tierra, diga la verdad, no busque acomodarse al mundo, ni granjearse los aplausos del mundo. Dios lo ilumine a usted y a los que deben guiarnos a la Patria Celestial y no al abismo del infierno. Gott mit uns!

miércoles, 2 de marzo de 2016

Otro insulto de el Antipapa Bergoglio a los fieles catolicos.



Es lo que dijo el papa Francisco en sus últimos dichos desde Casa Santa Marta.
Mejor mientras mas nos insulte, mientras mas nos denigre, mas nos confirma que sirve a satanás, que es un Apostata. Francisco el Apostata... Antipapa para desgracia de la Iglesia Fiel. Apesta a Azufre y sus palabras no nos harán mella, no seguimos a un hombre, seguimos a Cristo y a demás, siempre basa sus dichos en el Antiguo Testamento, pocas veces en el Nuevo Testamento, toma lo que le conviene y lo analiza como le conviene... No se que esperan los Obispos fieles para declararlo hereje , apostata y blasfemo. A mis sus dichos y sentencia no me hacen mella. Antipa Bergoglio, a mi no me asusta. Gott mit uns!
Fuente: News.Va (las negritas son nuestras).
Papa Francisco: los cristianos obstinados son rebeldes e idólatras
2016-01-18 Radio Vaticana
(Radio Vaticana) Los cristianos detenidos en el “se ha hecho siempre así” tienen un corazón cerrado a las sorpresas del Espíritu Santo y jamás llegarán a la plenitud de la verdad porque son idólatras y rebeldes. Lo afirmó el Papa Francisco en su homilía de la misa matutina celebrada en la Capilla de Casa Santa Marta.
En la primera lectura Saúl es rechazado por Dios como rey de Israel porque prefiere escuchar al pueblo más que la voluntad del Señor y desobedece. El pueblo, después de una victoria en una batalla, quería realizar un sacrificio a Dios con las mejores cabezas de ganado porque, dice, “siempre se ha hecho así”. Pero Dios, esta vez no quería eso. El profeta Samuel reprocha a Saúl: “¿Acaso al Señor le agradan los holocaustos y los sacrificios como la obediencia a la voz del Señor?”. Lo mismo – observó el Papa – nos enseña Jesús en el Evangelio: cuando los doctores de la ley le reprochan que Sus discípulos no ayunaban como “se había hecho siempre”,  Jesús responde con estos ejemplos de la vida diaria: “Nadie remienda con paño nuevo un vestido viejo. Si lo hace, el paño nuevo tira del viejo y la rotura se hace peor. De la misma manera, nadie echa vino nuevo en odres viejos. Sino, revientan los odres, y se pierden el vino y los odres. ¡A vino nuevo, odres nuevos!”.
“¿Qué significa esto? ¿Que Él cambia la ley? ¡No! Que la ley está al servicio del hombre, que está al servicio de Dios – y por esto el hombre debe tener un corazón abierto. El ‘siempre ha sido hecho así’ es de un corazón cerrado y Jesús nos ha dicho: ‘Les enviaré al Espíritu Santo y Él los conducirá a la verdad plena’. Si tú tienes el corazón cerrado a las novedades del Espíritu, ¡jamás llegarás a la verdad plena! Y tu vida cristiana será una vida a medias, una vida emparchada, remendada con cosas nuevas, pero sobre una estructura que no está abierta a la voz del Señor. Un corazón cerrado, porque no eres capaz de cambiar los odres”.
El Papa subrayó que éste es el pecado del rey Saúl, por el que ha sido rechazado. “Es el pecado de tantos cristianos que se aferran a lo que se ha hecho siempre y no permiten que se cambien los odres.” Y terminan con una vida a medias, emparchada, remendada, sin sentido. El pecado “es un corazón cerrado” – dijo – que “no escucha la voz del Señor, que no está abierto a la novedad del Señor, al Espíritu que siempre nos sorprende”. La rebelión  – dice Samuel – es “pecado de adivinación”, la obstinación es pecado de idolatría:
“Los cristianos obstinados en el ‘siempre se ha hecho así’, ‘éste es el camino’, ‘ésta es la senda’, pecan: pecan de adivinación. Es como si fueran a ver a una adivina: ‘Es más importante lo que se ha dicho, lo que no cambia; lo que escucho – dentro de mí y de mi corazón cerrado – que la Palabra del Señor’.  La obstinación también es pecado de idolatría: ¡el cristiano obstinado peca! El pecado de idolatría. ‘¿Y cuál es el camino, Padre?’: abre el corazón al Espíritu Santo, discierne cuál es la voluntad de Dios”.
El Papa remarcó asimismo que en tiempos de Jesús era habitual que los buenos israelitas ayunaran. Pero hay otra realidad: “está el Espíritu Santo que nos conduce a la verdad plena. Y por esta razón Él tiene necesidad de corazones abiertos, de corazones que no estén obstinados en el pecado de idolatría de sí mismos”, imaginando que mi opinión es más importante que aquella sorpresa del Espíritu Santo”:
“Este es el mensaje que hoy nos da la Iglesia. Esto es lo que Jesús dice con tanta fuerza: ‘Vino nuevo en odres nuevos’. Las costumbres deben  renovarse con las novedades del Espíritu, con las sorpresas de Dios. Que el Señor nos dé la gracia de un corazón abierto, un corazón abierto a la voz del Espíritu, que sabe discernir lo que no debiera cambiar, porque es fundamental, de lo que debe cambiar para poder recibir la novedad del Espíritu”.
Nos quitamos el sombrero por Rorate Caeli
[Traducido por Marilina Manteiga. Articulo original]