Google+ Followers

Google+ Followers

Google+ Followers

lunes, 1 de septiembre de 2014

COMUNIONES REPARADORAS




SEIS PRIMEROS JUEVES

BEATA ALEJANDRINA MARÍA DA COSTA (1904-1955)
Alma víctima de la Eucaristía y de la consagración al Corazón Inmaculado de María

Promesa hecha por Jesús el 25 de febrero de 1949

“Hija mía, haz que yo sea amado, consolado y reparado en mi Eucaristía. Haz saber en mi nombre que cuantos hagan bien la comunión con sincera humildad, fervor y amor, durante los seis primeros jueves de mes consecutivos y pasen una hora de Adoración ante mi sagrario en íntima unión conmigo, les prometo el Cielo.
Di que honren, por medio de la Eucaristía, mis santas llagas, honrando primero la de mi sagrada espalda, tan poco recordada.
Quien al recuerdo de mis llagas una la de los dolores de mi Madre bendita y por ellos nos pida gracias espirituales o corporales, tiene mi promesa que serán concedidas, a menos que no sean daño para sus almas. En el momento de la muerte traeré conmigo a mi Santísima Madre para defenderlos”. 

Resumen de las condiciones

a)  comunión con sincera humildad, fervor y amor al menos seis primeros jueves de mes seguidos
b)  una hora de adoración al Santísimo Sacramento
c)  honrando la llaga de la espalda y las demás (por ejemplo, las de los clavos y la lanza) 

NUEVE PRIMEROS VIERNES

Las PROMESAS hechas por el Sagrado Corazón de Jesús a Santa Margarita, son las siguientes:
1º A las almas consagradas a mi Corazón, les daré las gracias necesarias para su estado.
2º Daré paz a sus familias.
3º Las consolaré en todas sus aflicciones.
4º Seré su amparo y refugio seguro durante la vida, y principalmente en la hora de la muerte.
5º Derramaré bendiciones abundantes sobre sus empresas.
6º Los pecadores hallarán en mi Corazón la fuente y el océano de la misericordia.
7º Las almas tibias se harán fervorosas.
8º Las almas fervorosas se elevarán rápidamente a gran perfección.
9º Bendeciré las casas en que la imagen de mi Sagrado Corazón se exponga y sea honrada.
10º Daré a los sacerdotes la gracia de mover los corazones más empedernidos.
11º Las personas que propaguen esta devoción tendrán escrito su nombre en mi Corazón y jamás será borrado de él.

Además de estas once promesas muy queridas al cristiano, hay una más, hecha en el 1674. Es la duodécima y es la comúnmente llamada la “Gran Promesa” porque es un resumen de todas las demás. Y es la siguiente: Margarita... –así le habló Jesús– Yo te prometo en el exceso de misericordia de mi Corazón, que mi amor todopoderoso concederá a aquellos que comulguen nueve primeros viernes de mes seguidos... la gracia de la Penitencia final; ellos no morirán en mi desgracia, ni sin recibir los Santos Sacramentos, siéndoles mi Corazón refugio seguro en aquella hora postrera.
El sentido de esta Promesa es el siguiente: “Los que comulgaren el primer Viernes del mes, por nueve meses seguidos, con las debidas disposiciones, obtendrán con seguridad la gracia de la perseverancia final”. Por lo tanto, los que se esforzaren en satisfacer las condiciones requeridas, están moralmente seguros de su eterna salvación.
Nuestro Señor a todos los que comulgaren el primer viernes del mes, por nueve meses seguidos, y con las debidas disposiciones, promete:
1) La gracia de no morir en pecado mortal, o sea de morir en estado de gracia y por lo tanto salvarse.
2) La gracia de la perseverancia final, o sea de borrar con la penitencia los propios pecados, y a complemento de esto siguen las palabras: “ellos no morirán en mi desgracia”.
3) Que no morirán sin recibir los Sacramentos, esto debe entenderse que no morirán sin los Sacramentos, si tendrán de ellos absoluta necesidad; por lo tanto si se hallasen en estado de pecado mortal, asegura que les proporciona medios para hacer una buena confesión; y en caso de muerte repentina, cuando sea necesario, sabrá a lo menos inducirlos a un acto de contrición perfecta para devolverle la amistad de Dios.
4) De ser su seguro refugio en los últimos momentos de la vida.
Quien, pues, ejecuta cuanto Jesucristo manda, puede estar moralmente seguro de salvarse.
Para conseguir el fin de la Gran Promesa es necesario:
1) Hacer nueve Comuniones, y para quien está seguro de hallarse en estado de gracia, no son necesarias nueve Confesiones, pero sólo nueve Comuniones bien hechas. Quien hiciere o hubiese hecho solamente cierto número de Comuniones no podría alcanzar el fin.
2) En los primeros viernes del mes. No se puede diferir para otro día de la semana, por ej. el Domingo o en otro viernes que no sea el primer viernes del mes. Ninguna condición nos puede dispensar de esto. No el olvido, no la imposibilidad de confesarnos; no porque impedidos por la enfermedad u otra causa. Ni el mismo Confesor no puede cambiar el día o permitir su interrupción, porque la Iglesia no ha concedido esta facultad a nadie.
3) De hacerse por nueve meses consecutivos, y quien la dejara por tan solo un mes, no estaría en regla; y si la hubiese dejado aún involuntariamente debería empezar nuevamente.
Aunque teólogos autorizados digan que tratándose de causa realmente grave, se pueda considerar la interrupción como si no hubiera sucedido, nosotros decimos que quien ama verdaderamente al Corazón de Jesús y quiere asegurarse su suerte eterna, cumple generosamente lo que el Divino Maestro pide, sin ir en busca de muchas dispensas.
4) Con las debidas disposiciones. Aquí el Catecismo nos dice que para hacer una buena Comunión son necesarias tres cosas: 1ª, estar en gracia de Dios; 2ª, estar en ayunas desde una hora antes de comulgar; 3ª, saber lo que se va a recibir y acercarse a comulgar con devoción, y añade que: quien recibe un Sacramento de los vivos sabiendo de no estar en gracia de Dios, comete pecado gravísimo de sacrilegio, porque recibe indignamente una cosa sagrada. Pues la Comunión sacrílega antes bien que honrar, desprecia al Corazón de Jesucristo; y no consigue con toda seguridad el fin. Puesto que no sea necesario un fervor extraordinario, precisa que las Comuniones honren al Divino Corazón, o sea que sean hechas en gracia de Dios.
Otra disposición es la intención de reparar al Corazón de Jesucristo por las continuas injurias que recibe en el Santísimo Sacramento de amor y de conseguir el fruto de la Gran Promesa.

La intención necesaria para conseguir el fin de la Gran Promesa alcanza formularla una vez al principio para las nueve Comuniones, con tal que siga con la misma intención hasta el fin.
Es pues, cosa muy buena renovar la intención cada vez. La práctica de los nueve primeros viernes, puede empezarse en cualquier mes.
Para las personas que comulgan diariamente, alcanza poner la intención de hacer también ellos las nueve Comuniones reparadoras a este fin.
Terminada esta piadosa práctica, es excelente cosa repetirla para toda la vida. Para esto alcanza poner la intención, una vez para siempre, de volver a empezar como se haya terminado.

CINCO PRIMEROS SÁBADOS

Lucía, vidente de Fátima, era postulante en el Convento de las Doroteas en Pontevedra, España cuando tiene una aparición de la Virgen sobre una nube de luz, con el Niño Jesús a su lado. La Santísima Virgen puso su mano sobre el hombro de Lucía, mientras en la otra sostenía su corazón rodeado de espinas. El Niño le dijo: "Ten compasión del Corazón de tu Santísima Madre. Está cercado de las espinas que los hombres ingratos le clavan a cada momento, y no hay nadie que haga un acto de reparación para sacárselas."

Inmediatamente dijo Nuestra Señora a Lucía:

"Mira, hija mía, mi Corazón cercado de espinas que los hombres ingratos me clavan sin cesar con blasfemias e ingratitudes. Tú, al menos, procura consolarme y di que a todos los que, durante cinco meses, en el primer sábado, se confiesen, reciban la Sagrada Comunión, recen el Rosario y me hagan compañía durante 15 minutos meditando en los misterios del rosario con el fin de desagraviarme les prometo asistir en la hora de la muerte con las gracias necesarias para su salvación"

Lucía le habló (a Jesús) de la confesión para los primeros sábados y preguntó si valía hacerla en los ocho días. Jesús contestó: "Sí; todavía con más tiempo, con tal que me reciban en estado de gracia y tengan intención de desagraviar al Inmaculado Corazón de María".
La intención de hacer esta reparación al Inmaculado Corazón de María puede ponerse al principio.

¿Por qué 5 Sábados?

Después de haber estado Lucía en oración, Nuestro Señor le reveló la razón de los 5 sábados de reparación: "Hija mía, la razón es sencilla: se trata de 5 clases de ofensas y blasfemias proferidas contra el Inmaculado Corazón de María:
1-      Blasfemias contra su Inmaculada Concepción.
2-      Contra su virginidad.
3-      Contra su Maternidad Divina, rehusando al mismo tiempo recibirla como Madre de los hombres.
4-      Contra los que procuran públicamente infundir en los corazones de los niños, la indiferencia, el desprecio y hasta el odio hacia la Madre Inmaculada.
5-      Contra los que la ultrajan directamente en sus sagradas imágenes.”

"He aquí hija mía, por que ante este Inmaculado Corazón ultrajado, se movió mi misericordia a pedir esta pequeña reparación, y, en atención a Ella, a conceder el perdón a las almas que tuvieran la desgracia de ofender a mi Madre. En cuanto a ti procura incesantemente con tus oraciones y sacrificios moverme a misericordia para con esas almas".

EX FRUCTIBUS COGNOSCETIS EOS












La vida es prueba
(Mensajes al Padre Ottavio Michelini)

6 de Mayo de 1977

EX FRUCTIBUS COGNOSCETIS EOS (por los frutos los conoceréis)

Escribe, hijo.
Soy Padre Pío; lo sabías que me escucharías nuevamente, yo mismo te lo dije; también te dije que me volverías a ver y será, pero no ahora, hay todavía tiempo antes de que esta mi promesa se cumpla.
Estás pensando preguntarme sobre tus dudas, tus temores, tus incertidumbres; temes no estar en la verdad, temes engañarte y engañar, continúas dudando a pesar de las señales que has recibido, a pesar de la clara indicación evangélica: la planta es juzgada por sus frutos; ¿no han sido suficientes los testimonios que has recibido del bien que los mensajes han hecho a tantas almas? ¿No han valido de nada para ti los sufrimientos, tribulaciones, la hostilidad por parte de las fuerzas oscuras del mal que ahora ves aún físicamente? ¿Qué quieres todavía hijo, para abandonarte sin titubeos, dudas y temores a Su Corazón Misericordioso?
Guárdate, hijo, de ceder a las sutiles insidias del enemigo que quiere apagar en ti la luz encendida por el Espíritu Santo, para sumergiros de nuevo, a ti y a otras innumerables almas en la oscuridad en la que uno se extravía; astutos y malignos son los enemigos de tu alma, es necesario combatirlos con las armas seguras de la paciencia, de la humildad, de la obediencia, de la pobreza. Cuando las tribulaciones, el sufrimiento, se hacen más agudos, guárdate del abatimiento, arma infernal para atrofiar toda actividad interior tuya, enmarca siempre tus sufrimientos en la visión realista de la vida entendida como prueba.

La vida es prueba en orden a la eternidad

Esta concepción de la vida como prueba ha estado y está terriblemente oscurecida en el pueblo de Dios por el reflorecer del paganismo que ha borrado en el alma del cristiano el concepto de la vida, entendida y vivida como prueba en orden a la eternidad, así Satanás ha logrado va­ciar los espíritus y los corazones del valor necesario para combatir, por la más grande causa, la justa batalla.
La inmensa mayoría de los cristianos de este siglo, y no sólo de los cristianos, sino un número no pequeño de sa­cerdotes y obispos, han olvidado las armas y han abierto las puertas de su espíritu y de su corazón al enemigo que hace estragos en los individuos, en las familias y en la Iglesia. Hijo, en la Iglesia regenerada será puesto en gran realce el concepto de la vida entendida y considerada como prueba, en camino hacia la gran meta de la eternidad. Las potencias del mal, desde siempre, buscan materializar la vida del hombre en la tierra distrayéndolo y alejándolo cada vez más de Dios, sumo y único bien, Alfa y Omega de todo y de todos, para desviarlo hacia las fugaces y efímeras cosas de la tierra.
En la Iglesia renacida, las almas deberán ser plasmadas, esto es, formadas y educadas en la pureza del Evan­gelio, exento de las falsas y venenosas interpretaciones de hombres soberbios y ambiciosos, más amantes de sí mismos que de la verdad.
Oh hijo mío, las comunidades, in fieri (que se está formando) y las surgidas para los últimos tiempos, tienen como finalidad fun­damental la de ser otros tantos centros de difusión en los que la fe, la esperanza y el amor deberán arder con tal intensidad como para desarmar cual­quier tentativa de infección herética, para sustituirse a las viejas estructuras que ya no tienen el espíritu inicial, el espíritu para el que fueron queridas e instituidas. Órdenes religiosas, Congregaciones, Comunidades de consagrados, caerán como frutos carcomidos, no buenos ya para la Iglesia, sino nocivos.

Es El quien destruye y edifica, quien levanta y abate

Regenerarse quiere decir resurgir a nueva vida. Resurgimiento, hijo, si el derrumbe está en acto, también está en acto el resurgimiento; los ciegos nada advierten, o fingen no advertir. Pero ¿quién detendrá la acción de Dios que como fuego divino quemará todo el producto inmoral, antirracional, anticristiano de los profetas de Satanás, corruptos y corruptores? Esta maldita ralea ha infestado la entera humanidad, la misma Iglesia.
Hijo y hermano mío, D. Octavio, no te asustes ni tampoco te preocupes. Es Él quien destruye y edifica, es Él quien levanta y abate, es el Espíritu de Dios, que no dejará sumergir su Iglesia, pasará purificándola, sanándola, vivificándola, y la salvará de todas las fuerzas y potencias que la quisieran destruida y hundida para siempre.
Hijo, la comunidad que deberás formar deberá estar siempre penetrada de la luz y del fuego del Espíritu Santo. Pureza de doctrina, austeridad de costumbres, amor a Dios y amor al prójimo, serán las características que la deberán animar en todo momento. ¡El formalismo hipócrita será abatido!  Nada en ella será permitido que esté en discrepancia con los preceptos evangélicos. Dios será Alfa Omega. A Él por consiguiente todo honor y Gloria; a Él siempre el puesto que le corresponde, el primero, tanto en el corazón de cada uno y en el corazón de la comunidad.
Padre Pío

martes, 26 de agosto de 2014

Historia mártires del comunismo ateo y satánico para los falsos profetas de la teología de la liberacion

El sacerdote fue martirizado por los comunistas. 
El 11 de diciembre de 1949, los feligreses de la la iglesia de la Asunción de la Virgen Maria en el pueblo de Cihost de Checoeslovaquia presenciaron el milagro de una cruz que se movía a la espalda del sacerdote Josef Toufar, mientras celebraba la misa.

Josef Toufar

Fue tal la conmoción popular, que el gobierno comunista aprovechó para comenzar una persecución a la Iglesia. Tomó como rehén al padre Toufar para que confesara que era un truco armado, lo torturó, pero no pudo sacarle una confesión y terminó muriendo por las heridas.
El 25 de abril pasado, el obispo Jan Vokál, de Hradec Kralové, ha anunciado que inicia el proceso de beatificación del padre Josef Toufar, del “milagro de la cruz de Chost”, por su martirio muy recordado en el país. Es protagonista de un telefilme de la CeskaTelevize de 2004 e inspirador de una novela de Josef Skvorecky.

EL MILAGRO: LA CRUZ QUE SE MOVÍA

En 1948 los comunistas dan un golpe de Estado y se hacen con el poder absoluto en Checoslovaquia. Ese mismo año llega al pueblecito de Cihost el nuevo párroco, Josef Toufar, de 46 años.
El 11 de diciembre de 1949, tercer domingo de adviento, mientras el padre Toufar predica desde el púlpito, la cruz de metal de medio metro de alto que está a su espalda, sobre el altar, empieza a moverse por sí sola, primero a la izquierda, luego a la derecha, luego hacia el Oeste, según varios testigos. Hasta la revista TIME lo contaría así (puede accederse aquí en los archivos de TIME el 20 de febrero de 1950).
El cura no lo ve, porque le da la espalda, pero sí lo testimoniaron hasta 19 feligreses, que lo comentan con más gente. Se extiende la historia de un milagro en ?íhošt, una señal de Dios para el pueblo sometido al comunismo.

UNA CARTA LO DETALLA

El 12 de enero de 1950, el mismo padre Toufar explica en una carta a otro sacerdote, Jon Dvorak Kresini lo que había pasado, según sus parroquianos:
“lo vieron 19 testigos de 10 a 45 años de edad, entre ellos varios hombres, dos muy moderados en lo religioso, y uno de Zdislavice, casi no creyente”, explica.
“Cada uno de ellos es sano y normal. Tambíén había un estudiante. No había sugestión ni ilusión óptica, explicaban lo que veían“, añade.
“Yo no lo vi ni oí hasta el día siguiente, cuando lo sabía toda la parroquia y las aldeas de alrededor. Si no lo vieron todos es porque los feligreses me estaban mirando a mí, que predico bastante rápido”.
Y añade un esquema de cómo se movía la cruz en un dibujo en su carta del 12 de enero de 1950 sobre cómo se movió la cruz el 11 de diciembre:

plano del milagro

Pueden leer más datos  consultarse en esta web sobre el milagro:http://www.regionalist.cz/cihost/index1.htm

UNA OPORTUNIDAD PARA USAR CONTRA LA IGLESIA

En Praga las autoridades comunistas no desprecian el caso: es una ocasión para cargar contra ella, y envían al pueblo agentes de la StB, la policía secreta. El 28 de enero detienen al cura y su sacristán.
El mismo presidente Klement Gottwald está al tanto del asunto y lo supervisa. Milos Hrabina, uno de los agentes encargados del caso, admitiría en 1962 que su misión era conseguir materiales incriminatorios, incluyendo la confesión del cura de que él había falsificado el milagro, usando cuerdas y poleas ocultas para mover la cruz.
Pero el padre Toufar se negó repetidamente a confesar una falsificación, y fue torturado a golpes durante febrero por el interrogador Ladislav Mácha, de forma que el día 23, con las piernas destrozadas, ya el sacerdote era incapaz de moverse, de sentarse y apenas podía hablar. Sangraba por la boca con frecuencia.

LA PELÍCULA PROPAGANDÍSTICA

Lo llevaron a Cíhost de nuevo con un motivo macabro: filmar una película en la parroquia, un filme propagandístico que recrease, con su imagen, el supuesto truco de cuerdas y poleas, la forma en que la Iglesia engañaba a los supersticiosos campesinos.
Pero el cura estaba tan herido que no pudo participar apenas, y en varias imágenes se usó un doble, fácil de reconocer en la película.
En este video se pueden ver algunas escenas de este filme que se emitió por todo el país, para convencer al pueblo de la “estafa” de la “superstición católica” y su conexión con Roma y con Estados Unidos (como se indica en las escenas finales).
Al poco de volver del pueblo, el 25 de febrero, menos de un mes después de su detención, el padre Toufar moría por las heridas recibidas en la tortura.
Pero las autoridades no dijeron al mundo que habían matado al cura “manipulador” de Cihost. Lo enterraron a escondidas en una tumba común en el cementerio de Dablice. El muerto que salió de las instalaciones figuraba con el falso nombre de J. Zouhar.

EL MINISTRO MENTÍA ANTE LA PRENSA

Al mundo le dijeron que el cura falsificador estaba preso. El mismísimo ministro de Interior, Vaclav Nosek, dio una rueda de prensa “a la que los corresponsales occidentales no estaban invitados”, que detallaba ese mismo año 1950 el Catholic Herald. Anunció que el cura había confesado que había falsificado el milagro, que “él sabe que va a ser juzgado y castigado”, y que otros cómplices de la falsificación habían sido arrestados: “incluyendo sirvientes a sueldo del alto clero católico”, anunció.
El ministro presentó un modelo de cuerdas y poleas y la película propagandística, pero no al padre Toufar, ya para entonces muerto y enterrado. Pasarían 4 años antes de que avisaran a los parientes de Toufar que el sacerdote estaba muerto.

TENAZ PERSECUCIÓN CONTRA LOS CRISTIANOS

El caso de la cruz de Cihost fue el pistoletazo de salida para la represión de la Iglesia católica en Checoslovaquia. Se expulsó al clero de etnia alemana y a los extranjeros en general, se prohibió directamente el catolicismo de rito bizantino y sus propiedades fueron entregadas a clero ortodoxo ruso dócil, más de 6.000 clérigos fueron encarcelados en los años 50 (por una media de 5 años o más). En 1968 quedaban en Checoslovaquia la mitad de curas que veinte años antes, y la mitad de ellos eran muy ancianos, y buena parte eran colaboracionistas del régimen.
A Josef Peske, fotógrafo, que había hecho una foto de la cruz de la parroquia por encargo del padre Toufar, las autoridades le condenaron a 13 años de prisión por “promoción del milagro”. Peske se había negado a admitir que viese poleas o cuerdas o instalaciones en la iglesia.

LA BREVE “PRIMAVERA DE PRAGA”

En 1968, durante la “Primavera de Praga”, se inició una investigación. El policía Frantisek Goldbricht, que había estado en la parroquia el 21 de diciembre de 1949, antes de llegar los agentes de la StB desde la capital, declaró que no había visto nada de poleas ni ingenios en el altar. En esta investigación los agentes de la StB declararon que los ingenios y cuerdas y poleas habían estado escondidas detrás de los jarrones con flores del altar… un absurdo, porque el milagro sucedió en Adviento, tiempo de austeridad, cuando la liturgia no permite adornar el altar con flores.
Después llegaron los tanques soviéticos, se acabó la “Primavera de Praga” y la investigación. Sólo se retomaría en 1988, cuando el Estado rehabilitó plenamente al padre Josef Toufar.
El Instituto para la Documentación e Investigación de los Crímenes del Comunismo en 1989 estudió detalladamente el caso de ?íhošt, llegando a la conclusión de que la teoría de que el milagro lo habían “cocinado” realmente los servicios secretos para tener una excusa para empezar la persecución no se podría demostrar ni negar nunca de forma definitiva.

UN MÁRTIR DE LA FE

La Iglesia no se ha declarado oficialmente sobre el milagro del movimiento de la cruz. Pero sí sobre Toufar, que es Venerable al iniciarse su causa de beatificación. Se considera que murió mártir por su fe: si hubiera cedido y colaborado en la mentira contra la Iglesia, no le habrían torturado ni habría muerto.
El historiador Jaroslav Šebek, de la Academia de Ciencias, indicó que los católicos checos aprecian a Toufar como a una persona que no vaciló en sacrificar su vida en defensa de sus ideales y en la lucha contra el comunismo.
Los habitantes de Cihost, especialmente los que vivieron los difíciles años 50, recibieron ahora con alegría la noticia sobre la posible beatificación de Toufar, a quien conocían y apreciaban. Rezena Lebedová, hoy de 85 años de edad, entonces de 21, declara:
”Todos aquí esperamos con ansiedad que ese proceso termine con éxito. Estamos seguros y coincidimos todos en que el padre Toufar merece ser beatificado. Yo digo que después ya podré morir tranquila”.
El torturador que mató al padre Toufar, Ladisláv Macha, fue juzgado y condenado en 1998, culpable de mala conducta e inflingir graves lesiones corporales, pero no llegó a entrar en prisión, por motivos de salud. Tenía 75 años: hoy tiene 90, y sigue vivo.
En el pueblo de Cihost, en la Meseta Checo-Morava, fue instalado en el año 1990 en las inmediaciones de la iglesia de la Asunción de la Virgen María un monumento que recuerda el trágico destino de Josef Toufar.

Un telefilme de 2004 de 97 minutos de la TV checa, en CeskaTelevize.cz, puede verse en este enlace, en checo con subtítulos también en checo.

domingo, 24 de agosto de 2014

Infieles asesinos--- Y FRancisco Bergoglio que dice de esto ¿?

Extremistas musulmanes darán muerte a ciento cincuenta familias cristianas en Irak si no se convierten al Islam
Ciento cincuenta familias cristianas se encuentran sitiadas en sus casas en Qaraqosh (Irak), por los yihadistas del Estado Islámico
Publicado por: PildorasdeFe.net   




------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
(ROMA, 18 de Agosto de 2014) Ciento cincuenta familias cristianas se encuentran sitiadas en sus casas en Qaraqosh (Irak), por los yihadistas del Estado Islámico, que las dejarán morir de hambre y sed o los ejecutarán si no renuncian a su fe y se convierten al Islam, ha denunciado el sacerdote Luis Montes, del Instituto del Verbo Encarnado desde Bagdad, pidiendo al mundo que reaccione “y termine esta barbarie”.
En un artículo publicado en el sitio web Amigos de Irak, el sacerdote alertó este sábado que dos mujeres(que fueron a pedirle el certificado de bautismo para poder emigrar), le relataron cómo sus familiares lograron escapar de los yihadistas, mientras que otros quedaron prácticamente como prisioneros.
“Prevenidos que la ciudad estaba por ser tomada, casi todos sus parientes (de las dos mujeres) abandonaron Qaraqosh con lo puesto, nada más se pudieron llevar. Pero tres de ellos no pudieron: la mamá de una de ellas es anciana y está enferma así que no pudo huir, y se quedaron con ella, el hermano de la señora que me contó el hecho y su esposa”.
“Los terroristas (relataron), los visitan diariamente para presionarlos que se conviertan al Islam. Hablan con el hermano de esta señora y viendo su negativa una y otra vez le dijeron que les dan unos días, pero que si no lo hacen se van a llevar a su mujer para dársela a uno de los combatientes y lo matarán a él y a su madre”.
“No dejan a ninguno de los cristianos que no pudieron huir antes de su llegada que se vayan de la ciudad. Solo les dan una opción: Islam o muerte”.
Las mujeres contaron que sus familiares casi no tienen víveres y no pueden salir a comprar. Incluso sus vecinos, con quienes antes eran amigos, ahora “se han transformado en enemigos. Cuando los ven en el patio los urgen a que se conviertan y los maltratan”.
“Los terroristas han sacado las cruces de las iglesias, las han desacralizado utilizándolas para otros fines, entran en las casas de los cristianos que huyeron y se llevan todo lo de valor, y destruyen sus negocios. Van a las casas de los cristianos que quedaron para llevarse a las mujeres”, denunciaron.
Son 150 familias que “están solas sin nadie que las ayude. Todas ellas condenadas a morir lentamente o esperando que entren a matarlos. El señor que quedó allí con su madre y esposa les confesó que prefería que entren cuanto antes y los maten así se termina todo”.
El P. Montes señaló que “esta es solo una historia real de las miles que se viven en Irak en estos momentos” y pidió tenerla en cuenta “cuando escuchemos los números que se manejan. Porque es el único modo que las estadísticas dejen de ser solo números y lleguen a los profundo de nuestro corazón”.
“Les pedimos oraciones por estas familias cercadas y aterradas en sus hogares. Que Dios les dé Su fortaleza. Recemos para que el mundo reaccione y termine esta barbarie”, culmina el sacerdote.

jueves, 21 de agosto de 2014

Santa Maria Reina 22 de Agosto.

Fiesta instituida por Pío XII. Se celebra ahora en la octava de la Asunción para manifestar la conexión entre la realeza de María y su asunción a los cielos.  
Dios todopoderoso, que nos has dado como Madre y como Reina a la Madre de tu Unigénito,
concédenos que, protegidos por su intercesión, alcancemos la gloria de tus hijos en el reino de los cielos.
Por nuestro Señor Jesucristo. Amén.
¡Salve, Reina caelorum; Reina caeli, laetare!


María es Reina de los ángeles y de todos los hombres.
El pueblo cristiano siempre ha reconocido a María Reina por ser madre del Rey de reyes y Señor de Señores. Su poder y sus atributos los recibe del Todopoderoso: Su Hijo, Jesucristo. Es El quien la constituye Reina y Señora de todo lo creado, de los hombres y aún de los ángeles.
"La Asunción favorece la plena comunión de María no sólo con Cristo, sino con cada uno de nosotros. Ella está junto a nosotros porque su estado glorioso le permite seguirnos en nuestro cotidiano itinerario terreno. (...). Ella conoce todo lo que sucede en nuestra existencia y nos sostiene con amor materno en las pruebas de la vida".
RAZON: Las Sagradas Escrituras nos enseñan que los que son de Cristo reinarán con El y la Virgen María es ciertamente de Cristo. 
Romanos 5:17
          "En efecto, si por el delito de uno solo reinó la muerte por un solo hombre ¡con cuánta más razón los que reciben en abundancia la gracia y el don de la justicia, reinarán en la vida por uno solo, por Jesucristo!"
II Timoteo 2:12
         "si nos mantenemos firmes, también reinaremos con él; si le negamos, también él nos negará"
María Santísima es reina de todo lo creado
Si bien todos reinaremos con Cristo, María Santísima participa de Su reinado de una forma singular y preeminente. Esto significa que Dios le ha otorgado Su poder para reinar sobre todos los hombres y los ángeles, y para vencer a Satanás. 
Razones por las que María Santísima es Reina de todos:
1- Por ser la madre de Dios hecho hombre, El Mesías, El Rey universal. (Col 1, 16).  
Santa Isabel, movida por el Espíritu Santo, hace reverencia a María, no considerándose digna de la visita de la que es "Madre de mi Señor" (Lc 1:43).  Por la realeza de su hijo, María posee una grandeza y excelencia singular entre las criaturas, por lo que Santa Isabel exclamó: "Bendita tú entre las mujeres y bendito el fruto de tu seno" (Lc 1:42).
El ángel Gabriel le dijo a María que su Hijo reinaría.  Ella es entonces la Reina Madre. 
Su reino no es otro que el de Jesús, por el que rezamos "Venga tu Reino".   Es el Reino de Jesús y de María. Jesús por naturaleza, María por designio divino.
En 1 Reyes 2,19 vemos que la madre del Rey se sienta a su derecha.
La Virgen María es Reina por su íntima relación con la realeza de Cristo.
De la unión con Cristo Rey deriva, en María Reina, tan esplendorosa sublimidad, que supera la excelencia de todas las cosas creadas; de esta misma unión nace su poder regio, por el que Ella puede dispensar los tesoros del reino del Divino Redentor; en fin, en la misma unión con Cristo tiene origen la eficacia inagotable de su materna intercesión con su Hijo y con el Padre (cfr. Pío XII, Enc. Mystici corporis , 29-VI­1943).
2- Por ser la perfecta discípula que acompañó a Su Hijo desde el principio hasta el final, Cristo le otorga la corona. Cf. Ap. 2,10  En María se cumplen las palabras: " el que se humilla será ensalzado".   Ella dijo "He aquí la esclava del Señor". 
3- Por ser la corredentora. María es Reina no sólo porque es Madre de Dios, sino también porque  cooperó en la obra de la redención del género humano. Asunta al cielo, María es asociada al poder de su Hijo y se dedica a la extensión del Reino, participando en la difusión de la gracia divina en el mundo".
Ella participa en la obra de salvación de su Hijo con su SI en el que siempre se mantuvo fiel, siendo capaz de estar al pie de la cruz (Cf. Jn 19:25)  
María Santísima, reinando con su hijo, coopera con El para la liberación del hombre del pecado. Todos nosotros, aunque en menor grado, debemos también cooperar en la redención para reinar con Cristo. 
4- Por ser el miembro excelentísimo de la Iglesia: por su misión y santidad.La misión de María Santísima es única pues solo ella es madre del Salvador.
Enemistad pondré entre ti y la mujer, y entre tu linaje y su linaje: él te pisará la cabeza mientras acechas tú su calcañar." -Génesis 3:15  

Características del reinado de María Santísima:
a) Preeminencia: "su honor y dignidad sobrepasan todo la creación ; los ángeles toman segundo lugar ante tu preeminencia." San Germán.
b) Poder Real: que la autoriza a distribuir los frutos de la redención. La Virgen María no solo ha tenido el más alto nivel de excelencia y perfección después de Cristo, pero también participa del poder de Su Hijo Redentor ejercita sobre las voluntades y mentes.
c) Inagotable eficacia de Intercesión con su Hijo y el Padre: Dios ha instituido a Maria como Reina del cielos y tierra, exaltada sobre todos los coros de ángeles y todos los santos. Estando a la diestra de su Hijo, ella suplica por nosotros con corazón de Madre, y lo que busca, encuentra, lo que pide, recibe".
d) Reinado de Amor y Servicio: Su reinado no es de pompas o de prepotencia como los reinos de la tierra.  El reino de María es el de su Hijo, que no es de este mundo, no se manifiesta con las características del mundo. María  tiene todo el poder como reina de cielos y tierra y a la vez, la ternura de ser Madre de Dios.
En la tierra ella fue siempre humilde, la sierva del Señor. Se dedicó totalmente a su Hijo y a su obra. Con El y sometida con todo su corazón con toda su voluntad a El, colaboró en el Misterio de la Redención. Ahora en el Cielo, ella continúa manifestando su amor y su servicio para llevarnos a la salvación. 
Respuesta a los evangélicos protestantes: 
Hay quienes rechazan el reinado de María Santísima alegando que ella no puede ser reina ya solo Jesús es rey.
Estos protestantes, no comprenden la naturaleza del Reino. El reino de María Santísima no es un reino aparte al de su Hijo. Es el mismo reino. Donde Jesús reina, María Su Madre reina también.  Se trata de dos corazones eternamente unidos en el amor divino. Dios ha dispuesto que así fuese.  María, lejos de quitarle al reinado de su Hijo, lo propicia. Ella es la mas sumisa, la mas fiel en el reino y por eso también la mas exaltada.
Lucas 1:48  " porque ha puesto los ojos en la humildad de su esclava, por eso desde ahora todas las generaciones me llamarán bienaventurada"
La Fiesta Litúrgica
Pío XII en 1954, instituyó la fiesta Litúrgica del Reinado de María al coronar a la Virgen en Santa María la Mayor, Roma. En esta ocasión el Papa también promulgó el documento principal del Magisterio acerca de la dignidad y realeza de Maria, la Encíclica Ad coeli Reginam (Oct 11, 1954). 

Su Santidad Pío XII compuso y recitó esta oración poco después de proclamar el dogma de la Asunción:

ORACIÓN A MARÍA SANTÍSIMA ASUNTA

“¡Oh Virgen Inmaculada, Madre de Dios y Madre de los Hombres!
1. Nosotros creemos con todo el ardor de nuestra fe vuestra Asunción triunfal en cuerpo y alma a los cielos, donde sois aclamada Reina de todos los coros de los ángeles y de todos los escuadrones de los santos. Y nosotros nos asociamos a ellos para alabar y bendecir al Señor, que os ha exaltado por encima de todas las otras puras criaturas, y para ofreceros el anhelito de nuestra devoción y de nuestro amor.

2. Nosotros sabemos que vuestra mirada, que maternalmente acariciaba la humanidad humilde y sufriente de Jesús en la tierra, se sacia en el cielo con la vista de la humanidad gloriosa de la Sabiduría increada, y que el gozo de vuestra alma, al contemplar faz a faz la adorable Trinidad, estremece vuestro Corazón con tiernas emociones de eterna felicidad. Y nosotros, pobres pecadores; nosotros, cuyo cuerpo apesga el vuelo del alma, os suplicamos que purifiquéis nuestros sentidos, para que aprendamos, ya desde aquí abajo, a gustar a Dios, a Dios sólo, en los encantos de las criaturas.

3. Nosotros confiamos que vuestras pupilas misericordiosas se inclinen hacia nuestras miserias y hacia nuestras angustias, hacia nuestras luchas y nuestras debilidades; que vuestros labios sonrían a nuestros gozos y nuestras victorias; que vos oigáis la voz de Jesús deciros de cada uno de nosotros, como en otro tiempo del discípulo amado: Ve ahí a tu hijo. Y nosotros que os llamamos Madre nuestra, nosotros os tomamos, como Juan, por guía, fuerza y solaz de nuestra vida mortal.

4. Nosotros tenemos vivificante certeza que vuestros ojos, que lloraron sobre la tierra regada con la sangre de Jesús se vuelvan una vez más hacia este mundo, hecho presa de las guerras, de las persecuciones y de las opresiones de los justos y de los débiles. Y nosotros, sumidos en las tinieblas de este valle de lágrimas, aguardamos de vuestra celeste luz y de vuestra dulce piedad alivio a las penas de nuestros corazones, a las pruebas de la Iglesia y de nuestra patria.

5. Nosotros, en fin, creemos que en la gloria, donde reináis, vestida del sol y coronada de estrellas, vos sois, después de Jesús, el gozo y la alegría de todos los ángeles y de todos los santos. Y nosotros, desde esta tierra, por donde pasamos como peregrinos, confortados por la fe en la futura resurrección, miramos hacia vos, vida nuestra, dulzura nuestra, esperanza nuestra; atraednos con la suavidad de vuestra voz, para mostrarnos un día, después de este destierro, a Jesús, fruto bendito de tu vuestro seno, ¡oh clemente, oh piadosa, oh dulce Virgen María!”.


„Sub tuum praesidium confugimus, sub quo secure laetique degimus“ 
(„Unter Deinen Schutz fliehen wir, in dem wir froh und sicher leben“).
Bajo Tu protección nos acogemos y vivimos felices y seguros.
Sotto la tua protezione ci rifugiamo, viviamo felici e sicuri.
Under your protection we flee, we live happy and safe.
Sob sua proteção fugimos, vivemos felizes e seguros.
Alatt a védelem is menekül, élünk boldog és biztonságos.
Pod svoju zaštitu smo pobjeći, živimo sretan i siguran.
Pod Twoją obronę uciekamy, żyjemy szczęśliwe i bezpieczne.
Pagal Jūsų apsaugai mes bėga, mes gyvename laimingi ir saugūs.
Pod svou ochranu utíkáme, žijeme šťastný a bezpečný.
Zem jūsu aizsardzību mēs bēgt, mēs dzīvojam laimīgi un droša.
Під вашого захисту ми бігти, ми жити щасливим і безпечної.
Υπό την προστασία σας θα φύγουν, ζούμε ευτυχισμένοι και ασφαλείς
Պահպանության տակ մենք փախչել, մենք ապրում ենք երջանիկ եւ ապահով
تحت الحماية الخاصة بك ونحن الفرار، ونحن نعيش سعيدة وآمنة
Baixo a súa protección fuximos, vivimos felices e seguros
Sous votre protection, nous fuyons, nous vivons heureux et en sécurité
Onder uw bescherming hebben we vluchten, we leven gelukkig en veilig.

Sub tuum praesidium confugimus, sub quo secure laetique degimus
Amen.